domingo, 9 de octubre de 2016

Con el agua no se juega

¿Qué recuerdo de mi infancia?
Los consejos de mi abuela...

Los abuelos son personas muy sabias, que a lo largo de nuestra vida nos dan consejos muy útiles. 

De la mano de Boolino recibimos un cuento sobre valores "Con el agua no se juega" en el que los abuelos  de Laura no son menos, y le dan una importante lección a su nieta, sobre cómo ahorrar agua. Un recurso que se está convirtiendo en algo escaso y que en algunas partes del mundo es muy difícil de conseguir. 



De una manera amena y divertida se irán desgranando curiosidades sobre el agua y una serie de recomendaciones para su ahorro:

  • ¿Sabéis cuántos litros se gastan al año si se deja el grifo abierto mientras se lava los dientes? ¡Nada menos que 2.880 litros!
  • ¿Sabéis que una manera de ahorrar agua es utilizando unos difusores en los grifos para que salga la cantidad justa?

Es un cuento con letra seguida y con bastante texto por lo que se recomienda a partir de los 6 años. Tiene unas ilustraciones muy coloridas, intuitivas y atrayentes para los niños que dinamizan un poco la cantidad de texto con la que cuenta.



Este cuento pertenece a la colección "Laura y compañía", en la que se refuerzan determinados valores, de la editorial Salvatella.

Datos del libro:

Autor/a: Carmina del Río
Colección: Laura y compañía
Editorial: Salvatella editorial
Idioma: Español
Edad: 5-8 años
Año: 2005
Si buscáis un cuento para trabajar el ahorro del agua no dudéis en adquirirlo, pinchado aquí.

miércoles, 5 de octubre de 2016

DÍA MUNDIAL DE LOS/LAS DOCENTES: ¿Y de los educadores infantiles?

5 DE OCTUBRE: DÍA MUNDIAL DE LOS/LAS DOCENTES

Seguro que si digo lo anterior muy pocos pensaran en un educador en un aula del primer ciclo de educación infantil (0 a 3 años). Pero sí pensaran en un profesor en un aula de infantil, primaria, secundaria,...
 
Hoy, 5 de octubre Día mundial de los/las docentes, es un día para...:
 
  • No olvidarnos de los que trabajamos en el primer ciclo de educación infantil (0 a 3 años).
  • Reflexionar sobre nosotros como "educadores infantil" en relación con el mundo. 
  • Reflexionar sobre nuestra labor y la huella que dejamos por donde pasamos.
  • Dar presencia a aquellos que luchan por un primer ciclo de calidad y con calidez -tomo prestada el eslogan de AEIPA-.
 
Quizás haya quien crea que yo solo cambio pañales, doy biberones o atiendo a los niños. Pero me vais a permitir que os diga que hago mucho más, pero es tan profundo lo que hago que describirlo con palabras es muy difícil, me da miedo quedarme parca.

Fuente: AEIPA 0-3
 
Muy pocos saben que cuando entro en la escuela me vuelco en ella, doy lo máximo de mí porque tanto los niños como las familias se lo merecen. Intento hacerme consciente y ponerle mimo a todo lo que hago: algo tan simple como recoger un papel del suelo no puede hacerse de cualquier manera, se merece un respeto y mucho cuidado. 
 
Me gusta buscar la historia que hay detrás de cada lágrima derramada por un niño o de una tentativa de agresión a un compañero o del cambio de actitud de un niño que se portaba bien y ahora de repente está raro o del niño que no come. ¡No es fácil y me ocupa una buena parte de mi tiempo! ¿Por qué lo hago? Porque una parte muy importante de mi labor es buscar y respetar la "esencia" de cada niño.
 
Me gusta sacar lo mejor de mi, cuido mi tono de voz, mis miradas, mi postura corporal, intento evitar elementos disruptivos como son el teléfono o conversaciones entre educadores de índole personal (ya tendrán su momento),... Es su momento y se merecen lo mejor. 
 
Mí día a día me brinda muchos detalles de esos que me hacen sonreír: los acompaño en sus primeros pasos, en sus primeras palabras, en su descubrimiento del entorno, en el descubrimiento de emociones y sensaciones, observo y disfruto de sus primeros contactos con los otros, de la facilidad que tienen para asombrarse,... 
 
No me interesa que aprenda inglés ni que sepan recitar los números de carrerilla ni los colores -sin comprender que son-. Tampoco quiero que todo sea perfecto y para ello tenga que someterlos a mi criterio las 8 h. del día que están conmigo. Quiero que disfruten, que aprovechen la esencia de ser niños; por eso no me interesa moverles la mano para que pinten dentro del círculo ni me interesa que sepan hacer figuras con la plastilina, figuras que irían hechas por mí. 
 
Sinceramente, ¿Sabéis qué hago en mi día a día?

ENSEÑO A PENSAR Y A SER LIBRES. 
 
 Fuente: UGT
 
¡No es fácil! Pero me estoy volcando para desertar del día a día prácticas abusivas y degradantes para la infancia que rompen con la esencia de ser niño. ¿Sabéis de qué hablo? Hablo de las fichas, de programaciones que se venden como abiertas y flexibles pero en realidad son rígidas porque ya sabemos que a final de curso tiene que ir todo hecho, de manualidades en serie, de falsas rutinas -recitar las vocales y los números todas las mañanas-, del uso de la fila para todo, del beber y hacer pis cuando lo marque el educador, de enclaustrar a los niños nada más que llega un "poco" de frio, de la silla de pensar en la etapa del 0 a 3, del comer porque lo digo yo y como no lo haces te lo meto a la fuerza, de someter nuestro día a día a un relleno de actividades, del hacer las cosas porque lo que digo yo -yo no quiero que hagan las cosas porque los digo yo, quiero que piensen y lo hagan porque les satisface a ellos-, de niños que lloran y son desterrados del aula, de los ratios elevados que tenemos en las aulas, etc.
 
Por eso a todos aquellos que trabajáis en el primer ciclo de educación y ofrecéis un primer ciclo de calidad y con calidez os decimos: hoy, mañana, pasado y cada día del año es vuestro día. 


lunes, 26 de septiembre de 2016

Técnicas artísticas: Ensaladas de manos

Reconozco que me encanta La cocina de dibujos de Hervé Tullet pero son consignas muy difíciles para los niños con los que estoy.

Tomando como inspiración una de las consignas de este libro surgió: "Ensalada de manos".

  • Una experiencia para que descubran sus manos y las de los otros.
  • Una experiencia que debe partir de la libertad para manipular y experimentar.
  • Una experiencia para disfrutar... Si los niños no disfrutan podemos dedicar el tiempo a otra cosa más útil.
  • Una experiencia para pringarse y mancharse.
  • Una experiencia muy apropiada para el comienzo de curso, para tomar contacto con el grupo y, también, con nosotros mismos.

Edad recomendada:

Más de 12 meses.

Materiales: 

  • Pintura de dedos 
  • Papel de embalar o cartulina

¿Cómo lo hacemos?

Extendemos un trozo de papel de embalar sobre la mesa o el suelo.

Para mi es importante que los niños estén de pie para pintar, sin sillas, al estar sentados se coartan los movimientos.

Primero les pinte una mano de cada color para que la plasmaran en la hoja. Luego eché un poco de pintura en el papel y les dejé que exploraran con sus manos.

La idea es que exploren las posibilidades que ofrecen las manos sin nuestra intervención. Por lo que pintarán con la palma de la mano, el puño, los dedos, arrastrando la mano, experimentaran con diferentes velocidades -rápido o lento-,...


¡OJO!

  • No se forzará a nadie a pintar. Simplemente se le dará tiempo y los recursos necesarios para que exploren y pinten.
  • El adulto acompañará, por lo que solo intervendrá en caso necesario. 

¿Os animáis a hacer una deliciosa y riquísima ensalada de manos?

jueves, 22 de septiembre de 2016

Conectando con mi niña interior de la mano de Stabilo

Este verano me planteé como objetivo conectar con mi niña interior. Así poco a poco me he ido adentrando en los días de julio y agosto conquistando la esencia de volver a ser niña.

Evidentemente para conectar con mi niña interior no me valía cualquier tipo de conexión. Tenía que ser significativa y consciente. Así con mis ganas de jugar y de la mano de Stabilo empecé a conquistar a mi niña interior.

¿Qué necesitamos?

Un cuaderno... Puede parecer una tontería pero es algo tangible y sólido sobre lo que construir la conexión. El cuaderno Arteterapia sin ningún tipo de duda fue una buena elección: lleno de color, anécdotas, emociones, sensaciones, recuerdos,...  Creando un espacio suculento y cargado de inspiración.



En sus páginas no empleo cualquier lápiz o bolígrafo. Así con Greengraph, lápiz ecológico hexagonal y mina antiroturas de madera con certificación FSC, descubrí que los trazos que realizaban estaban cargados de esencia.

Las frases que acompañan mi cuaderno de arteterapia son escritos con Pointball, bolígrafo con el que logro una escritura cuidada y minuciosa.


En mi cuaderno quería emplear pinturas que transmitieran vida. Con Power, rotulador lavable con colores vivos que puede estar hasta 8 semanas sin tapón sin secarse; con Color, lápiz de color de madera hexagonal; Trio grueso, lápiz de color de madera triangular para niños y con mina antirotura; conseguí el acabado que quería para mis ilustraciones. No es fácil conseguir que los dibujos tengan vida y causen emoción pero con Stabilo lo logré.



Mi debilidad fue encontrarme con Easycolors, lápiz de colorear triangular y ergonómico con hendiduras antideslizantes para pintar sin cansarte. Me podía pasar horas y horas pintando sin acabar cansada.


Así día tras día se fue sucediendo el verano y así fue como conecté con mi niña interior.

Quiero hacer una mención especial para Trio Scribbi, rotuladores casi indestructibles gracias a su punta de acero son ideales para el punteo, y Woody 3 en 1, lápiz de color, cera y acuarela todo en uno, pinta sobre cartón, cristal, superficies oscuras, botas de agua,... con mina extra-gruesa para las manos más pequeñas.


Ahora que estamos sumergidos en la vuelta al cole no dudéis en pasar por Stabilo para conseguir todo el material que preciséis. ¡Pasad y dejaros inspirar!

Pinterest: https://es.pinterest.com/stabilo/

¡Ah! Y estad atentos a nuestra cuenta de Instagram donde os iré mostrando algunas de las creacciones realizadas en las páginas de mi cuaderno de arteterapia. 

lunes, 19 de septiembre de 2016

Lágrimas bajo la cama de Ana Meilan

Descubrí no hace mucho un cuento de esos que te deja con buen sabor.
Un cuento que hará las delicias de los más pequeños y mayores.
Un cuento que se merecía tener un hueco en Renacuajos infantil porque es de esos que seguro acabarán inspirando momentos.

Hoy en Renacuajos infantil descubrimos "Lágrimas bajo la cama" de la mano de su autora Ana Meilan e ilustradora Marta Mayo.

 
CONVERSAMOS CON Ana Meilan, autora de Lágrimas bajo la cama”:
 
  • ¿Quién está detrás de “Lágrimas bajo la cama”? 

Detrás de Simón está una gallega enamorada de su tierra, una devoradora de cuentos infantiles que cree que la hora del cuento es uno de los mejores momentos del día, una soñadora que creyó un día que esto podía ser posible y sobre todo detrás de cada letra está una Mamá que trata de aprovechar al máximo esta etapa con sus hijos. Dicen que los niños vienen con un pan bajo el brazo, los mío vinieron cargados de cuentos.


  • Érase una vez que se era…

Érase una vez que se era un niño llamado Simón que cansado de que todo el mundo le llame llorón decide guardar en botes debajo de la cama sus lágrimas y las de todo aquel que llora, pero... ¿qué pasaría si un día el mundo se quedara sin lágrimas?... Un, dos, tres hasta aquí puedo leer.

  • Buscando las raíces de “Lágrimas bajo la cama”:

Simón nació una tarde de invierno, de esas que hay en Galicia con el cielo lleno de nubes. Mi pequeño proyecto lleva mucho de mi vida, mi hija es una niña sensible o "llorona" que a veces expresa con lágrimas aquello que no sabe decir con palabras y mi hijo es un niño con carácter como su madre, pero de un corazón inmenso que va siempre acompañado de su perrito Bengie. Los dos dan vida a ese personaje que está conquistando lectores. Aquella tarde cuando mi hija lloraba desconsolada porque no quería que Papá se fuera a trabajar y se agarraba a su pantalón como hace Simón en una de sus páginas, me senté en mi ordenador... y simplemente... nació Simón.

  •  “Simón cansado de que todo el mundo le llame llorón…”. ¿Por qué está tan mal visto llorar?

Creo que a las personas adultas que lloran en público se les considera más débiles y a los niños más caprichosos, cuando en realidad ninguna de las dos razones son correctas.
No creo que un adulto sea débil, todo lo contrario, creo que es más fuerte porque se siente más libre de ser él mismo al decir lo que siente y un niño no creo que sea caprichoso por llorar, simplemente es la herramienta que tiene en ese momento. Ten en cuenta que generalmente cuando llamamos a los niños "llorones" suele ser niños de muy corta edad, cuando apenas dominan el lenguaje, cuando están todavía encontrando su sitio y su "abanico de expresión" no es tan grande como el de un adulto. A medida que el niño crece va dejando de llorar, bien porque es capaz de explicar lo que siente con palabras, con argumentos o bien porque nosotros "los adultos" nos hemos encargado de ir poniendo trabas a la libertad emocional. Ojalá todo el mundo llorara un poquito más, no solo en la oscuridad del cine o con la lectura de un buen libro, si llorásemos con una taza de café, en buena compañía y pañuelo en mano quizás vaciáramos un poco la maleta emocional que nos empeñamos en cerrar a cal y canto.

  • A veces a algún maestro se le escucha decir a los niños “no se llora” o responde al llanto de los más pequeños renegando del. Por ejemplo bebés que lloran bastante y se les echa fuera del aula o un niño que se cae y se levanta llorando y el educador dice “levántate pero no llores” o “siempre estás llorando”. ¿Cómo consideras que se debería de tratar el llanto desde la escuela?

Confío en que todos esos ejemplos sean tan solo excepciones. La aulas están llenas de grandes educadores que abrazan, consuelan y acompañan a nuestros peques en su día a día. Muchos de ellos pasan más horas con los niños que los propios padres y son para ellos todo un referente. En mi círculo tengo muchas amigas que trabajan en este ámbito y hablan de sus alumnos como personitas que les roban el corazón curso tras curso. Te diré que Simón viaja en estos momentos a muchísimos colegios y escuelas infantiles.
Un porcentaje muy grande de lectoras a las que conquistó Simón son educadoras que trabajarán este curso la libertad emocional a través de Lágrimas bajo la cama. Creo que en los colegios algo está cambiando, se empieza a valorar más la inteligencia emocional, el educar en valores que tanta falta nos hace para conseguir así niños libres que serán algún día adultos más seguros. 

  • ¿Qué papel consideras que pueden tener los cuentos en la educación emocional?

Un cuento es un buen punto de partida. Es muy importante realizar una buena selección de cuentos, ya que pueden ser los motores que ponga en marcha toda una maquinaria educativa. Un niño necesita primero entender que es lo que le pasa para poder expresarlo y que mejor que a través de la lectura, donde podemos empatizar con el personaje, ver qué sucede en determinadas situaciones, y conocer a través de él las emociones para aprender a gestionarlas. No hay niño al que no le gusten los cuentos si son contados por un buen narrador. Las ilustraciones y el texto no son suficientes, siempre hace falta que la persona que le da vida (el educador, la mamá, el abuelo, la cuentacuentos...) le ponga ilusión y ganas y entonces será un éxito, ya tienes una puerta abierta que te permitirá entrar en un mundo mágico donde todo puede suceder. 


  • Para ir acabando… ¿Qué pasaría si un día el mundo se quedara sin lágrimas?

La respuesta la tiene Simón y ¿quién soy yo para contar el final de un libro? ;-)


CONVERSAMOS CON Marta Mayo, ilustradora de "Lagrimas bajo la cama":

  • ¿Quién está detrás de “Lágrimas bajo la cama”?

Nací en Valladolid y soy ilustradora. Estudié Bellas Artes y posteriormente Ilustración en la Escuela de Arte nº.10 de Madrid. Dibujo desde que tengo uso de razón, y es lo que más me gusta hacer.Trabajo en mi pequeño estudio en Madrid, donde hago magia con los lápices. Mis encargos son principalmente para el público infantil donde me siento muy agusto.


  • ¿Cómo es el proceso creativo cuando se trabaja para un público infantil como es el caso de “Lagrimas bajo la cama”?

Primero recibo el texto y lo leo, después junto a la escritora desarrollamos las páginas cada una con nuestro punto de vista y después le mando el story para que ver si acerté a contar lo que ella tenía en su cabeza. Este proceso es necesario, ya que se trata de aproximarse lo máximo posible a la visión del escritor. Más adelante coloreo y maqueto el cuento. Cuando dibujo para niños intento pensar como ellos, observo los movimientos y comportamientos de mis sobrinos y de otros niños y luego los llevo a los personajes.

  • No podemos negar que detrás de cada cuento hay emociones plasmadas en las palabras ¿cómo se reflejan en las ilustraciones?

Como ya he dicho antes, observando los gestos y las emociones de los niños y acordándome de mi infancia y mi experiencia como niña. Intento recrear ese mundo y plasmarlo en las ilustraciones.

  • ¿Se entenderían los cuentos sin ilustraciones?, ¿qué crees que aportan las ilustraciones a un cuento?

Se entenderían tanto un cuento sin ilustración como una ilustración sin texto, nuestra mente es capaz de crear historias increíbles. Pero también pienso que las ilustraciones enriquecen la historia, sobre todo para los ñiños que aún no saben leer; el momento que les cuentas el cuento y ellos siguen las imágenes crean su
propia historia.

  • Para ir acabando… ¿Qué pasaría si un día el mundo se quedara sin lágrimas?

Espero que eso no pase, la vida sería muy aburrida


Podéis conocer un poquito más de Marta Mayo:


Si queréis conseguir el cuento o estar al tanto de todas las novedades de Simón, pinchad aquí

sábado, 17 de septiembre de 2016

Botas y Zapatillas, crecer en un colegio alternativo

Haced un hueco este fin de semana para disfrutar del recién estrenado documental "Botas y Zapatillas, crecer en un colegio alternativo" de Daniel Ortuño.

Un documental que ofrece una mirada transparente a la infancia en un ambiente de respeto y libertad a través de las vivencias de los niños en un curso escolar del colegio de pedagogía activa Andolina de Gijón.

Andolina ('golondrina', en asturiano) es un centro educativo homologado que en su día a día emplea la Pedagogía Activa. Este centro surgió gracias al impulso de unas familias que unieron sus inquietudes en una cooperativa sin ánimo de lucro.

Botas y Zapatillas narra en tres historias que entrelazan el día a día en un ambiente de respeto y escucha exquisitos, sin presiones, ni competitividad, exámenes o deberes. Para saber un poco más, pinchad aquí.

Para ver el documental, pinchad aquí.

Podéis conocer un poco más del colegio:


¡No os lo perdáis! ¡Disfrutad y dejaros inspirar!

martes, 13 de septiembre de 2016

Sorpresas que nos trae el martes 13

Levantarse y encontrarse con una pedazo sorpresa...



Estas 900000 visitas son un buen aliciente para seguir apostando por la etapa del 0 a 3. Pero ojo con calidad y calídez.

¡Estad atentos! Ando retomando el ritmo blogueril y vengo con las pilas cargadas para seguir dando mucha caña con mis reflexiones, pinchad aquí, y os traeré mucha inspiración para cuando estéis con los más pequeños (0 a 3 años).

Si queréis estar al tanto de todas nuestras novedades no dudéis en seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Google+

 ¡Buen martes para todos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...